fbpx

Estadísticas en la Educación Superior ¿Cómo contribuyen en la práctica docente?

En esta oportunidad pudimos conversar con Pablo Marshall, PHD en Estadística de London School of Economics. ​ Con más de 25 años de experiencia en docencia en la PUC y experto en temas de Marketing, Investigación de Mercados y aplicación de Modelos Analíticos para la toma de decisiones. ​

Share This Post

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on email

Pablo es Profesor Universitario, trabaja en la Escuela de Administración de la Universidad Católica de Chile y siempre le han interesado dos temas. Por un lado, la mejora de las clases y el aprendizaje de los estudiantes para alcanzar una mejor progresión de los alumnos. Por el otro, la utilización de la estadística como herramienta para obtener datos relevantes que faciliten el proceso de enseñanza-aprendizaje en la educación superior. 

“Entonces, cuando unimos esas dos pasiones aparece el término de Learning Analytics, es decir, la utilización de los datos y las metodologías de análisis para mejorar el aprendizaje y la experiencia de los estudiantes”, afirmó.  

Pablo comenzó a trabajar con Welearn desde hace un tiempo ya que, de alguna manera, compartían los mismos objetivos. 

“Welearn se preocupa del aprendizaje, de la enseñanza, de diseñar mejores cursos, de descubrir cómo los profesores pueden hacer mejor su trabajo y hoy en día todo esto debe estar complementado con el análisis y los datos. Entonces un día nos encontramos y acordamos trabajar en conjunto estos temas”, destacó el profesional.

Algunas consideraciones

La educación avanza a pasos agigantados, los alumnos cada año se multiplican y el buen uso de las tecnologías contribuyen a brindarles una enseñanza más personalizada, capaz de abarcar a todos los estudiantes, cada uno de ellos con sus necesidades, capacidades y dificultades. 

“Si yo tenía cuarenta estudiantes hace un tiempo, ahora tengo sesenta y para el próximo año me exigen incluir ochenta. Cada año aumenta el alumnado y eso implica que tenemos menos control sobre lo que está ocurriendo con la sala de clases, estudiantes, ejercicios, tareas y actividades”, mencionó Pablo convencido. 

Además del incremento de alumnos, a medida que transcurre el tiempo, el docente puede no tener bien claro cuáles son los estudiantes que se encuentran en riesgo, que se están perdiendo las clases y que necesitan un mayor apoyo del docente o tutorías externas, sobre todo en el contexto de post pandemia. 

“Después de la pandemia trato de entender cómo son realmente los alumnos y cuáles son sus preferencias, porque ahora son distintos. Es un proceso constante estar todo el tiempo viendo cómo les está yendo, entender por qué su progresión no es la óptima y qué podemos hacer para que eso mejore. Es un proceso continuo”.

Educación personalizada

El docente, en su rol como profesional, debe estar enterado de lo que sucede con sus estudiantes para poder brindarles un tratamiento académico acorde a sus necesidades. 

“El buen desempeño exige una dedicación personalizada y diferenciada para los distintos tipos de estudiantes. Entonces, tengo cada vez más estudiantes que están cambiando y que me exigen tratamientos individualizados”. 

Gracias a la estadística, el docente es capaz de manejar, presentar, analizar e interpretar los datos que proporcionan información descriptiva e inferencial de los alumnos para la toma de decisiones en el ámbito educativo. 

“En la medida que yo me encuentre con alumnos que no están motivados, que no están estudiando como debieran, que no se conectan en las clases, que no ven los videos que subo a la plataforma, eso me genera una desmotivación. Pero si utilizo los datos y los transformo en información relevante, la motivación vuelve inmediatamente porque los datos me ayudan a encontrar soluciones a los problemas”.

Estadísticas y transparencia

La información es esencial en el campo educativo, el contar con una herramienta fundamental como la estadística dará al docente los conocimientos necesarios para poder extraer y sintetizar las características fundamentales de una colección de datos para posteriormente darles sentido empleando el método más apropiado para los alumnos.  

“En algunas partes del mundo, muchas instituciones están usando plataformas de manera que los procesos educacionales se digitalizaron. Si los alumnos quieren leer un artículo tienen que entrar a una plataforma y el docente sabe si ingresaron o no. Antiguamente, se les entregaba en papel y no se sabía si el alumno leía en su casa o no. Hoy en día tenemos muchos datos de la actividad y del desempeño del estudiante educativo y el desafío es usar esos datos y generar información para que me motive a ir mejorando, hacer los cambios necesarios, etc”.

Pablo Marshall trabaja en conjunto con WELEARN a fin de diseñar estrategias basadas en estadísticas que permitan recopilar, ordenar, analizar y sobre todo, interpretar los datos educativos para entender las situaciones del entorno virtual. En este proceso, la transparencia es esencial.

“Hemos estado trabajando fuertemente con Welearn para poder mostrar los datos de manera fácil, oportuna y disponible para todos los actores que participan en el proceso educativo. Muchas veces son únicamente los docentes quienes tienen acceso a los datos y eso no está bien porque el Director de la Carrera debe saber qué está pasando con los estudiantes, hasta incluso los mismos estudiantes tienen que saber qué está pasando con ellos mismos. A veces un estudiante no sabe bien que le está yendo mal”.

Una innovadora aplicación

Por este motivo, Welearn en conjunto con Pablo diseñaron una aplicación a fin de que los docentes, estudiantes, tutores, ayudantes y directores de carrera puedan tener acceso a los datos, saber lo que está ocurriendo y detectar los problemas a tiempo. 

Además de recopilar la información necesaria, esta app permite comunicarse con el estudiante, mandar mensajes y preguntarle por qué no asistió a las clases. 

No hay que olvidar que el objetivo principal de la estadística es facilitar la toma de decisiones. Para ello es necesario contar con información oportuna y confiable para formular propuestas de solución y que todos los actores se sientan cómodos con ello.

Conclusiones

En este proceso se deben facilitar los datos para asegurar la transparencia y lograr que los estudiantes también sepan cómo les está yendo, pero es necesario no descuidar la privacidad del alumnado. 

“No es necesario mostrar información que el estudiante no quiere que se difunda. Hay datos que son privados y no queremos que sean públicos pero al menos con la recopilación de información los alumnos pueden saber cómo les está yendo con relación al promedio del curso. Por ejemplo: si yo falté a ocho clases y la mayoría no faltó a ninguna clase, es importante saberlo manteniendo el anonimato”, finalizó. 

Las estadísticas contribuyen significativamente ya que permiten conocer el desempeño de los alumnos de una institución educativa y facilitan la realización diagnósticos encaminadas a un mejora continua. 

WELEARN, diseñamos para que más personas aprendan mejor.

More To Explore

cropped view of businesswomen and businessman pointing with fingers at sticky notes
Weteach

Enseñar a ser creativos: una necesidad para un aprendizaje eficaz

“No hay que afirmar que si no eres creativo no eres nada; es mejor decir que una de las destrezas del futuro para cada individuo y para cualquier país es la habilidad de ser creativo y esta habilidad debería ser enseñada por alguien”, De Bono.

Uncategorized

La virtud de los educadores: la paciencia 

Otto Bollnow, en su obra Filosofía de la esperanza, plantea la necesidad de volver a cultivar la paciencia en tanto ella es algo así como una fuente que puede ayudar al hombre de nuestro tiempo a recuperar la serenidad y el orden, y además, un sentimiento genuino de plenitud y engrandecimiento de vida.