fbpx

Liderazgo Colaborativo

Share This Post

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on email

3 habilidades de los líderes

-Escucha Empática: Más allá de oír, se trata de comprender genuinamente la perspectiva del otro. Concentrarse en el interlocutor, evitando la tentación de formular respuestas prematuras.

-Sensibilidad Social: La capacidad de interpretar el lenguaje no verbal y las emociones de los demás es crucial. Los equipos más productivos demuestran una alta sensibilidad social, donde todos los miembros intervienen equitativamente.

-Pensamiento Visual: Utilizar representaciones gráficas simples para ilustrar conceptos potencia el entendimiento mutuo.

El lenguaje corporal 

Muchos líderes saben que deben parecer seguros y asertivos porque influye en su presencia ejecutiva, pero hay quienes consideran importante transmitir también empatía y calidez. 

El objetivo de un líder es que su grupo se sienta valorado, respetado e incluido. 

Señales no verbales que fomentan la colaboración: 

1. El contacto visual, aunque puedes escuchar sin mantener el contacto visual, el otro no se sentirá escuchado a menos que lo observes. Si no miras a la persona, parece que su opinión no te importa. 

2. Sonríe. Una sonrisa sincera no sólo estimula tu sensación de bienestar, sino que envía un mensaje convincente a las personas de tu alrededor. Transmite que eres cercano y cooperador. 

3. Utiliza la cabeza. Anima a que siga hablando, asintiendo con la cabeza en intervalos de tres veces y ladear la cabeza es la señal universal de estar escuchando. 

4 La apertura corporal en las posturas receptivas. Las piernas no están cruzadas y los brazos se alejan del cuerpo con las manos descansando sobre la mesa. 

5. Inclínate hacia delante y dirige los hombros hacia tu interlocutor. 

6. Sincroniza tu postura, nos sale automáticamente con quien admiramos o coincidimos cuando imitas la posición del cuerpo de alguien, envías un mensaje sutil pero potente de que estás conectado y comprometido. 

Las lluvias de ideas

En muchas reuniones, solo unos pocos extrovertidos dominan la conversación, mientras los más introvertidos se quedan callados. La verdadera colaboración se logra cuando todos los miembros contribuyen activamente. 

1. Ejercicio de calentamiento

Realiza un ejercicio de calentamiento. Juegos de palabras o actividades humorísticas relajan el ambiente, creando una atmósfera propicia para la creatividad.

2. Enfócate en la cantidad, no en la calidad

Durante la fase de generación de temas, anima a proponer cualquier idea que se les ocurra, sin importar lo absurda que parezca. La clave es fomentar la participación y evitar juicios prematuros.

3. Participación activa

Recuerda que pueden contribuir con nuevas ideas o mejorar las existentes. 

4. Técnica del despido

Pide que propongan ideas tan extravagantes que podrían costarles el empleo. El objetivo es transformarlas en propuestas prácticas y realistas.

5. Evaluación y conflicto constructivo

Evita el juicio durante la fase de generación y fomenta el conflicto constructivo en la evaluación. Implica criticar las soluciones desde diversas perspectivas (departamentos, funciones, niveles de gestión, y clientes) sin destruir el proceso creativo.

6. Abordar la negatividad

Usa un peluche u objeto similar para señalar a quien haga comentarios negativos, ayudando a mantener el enfoque en las propuestas.

Retos y soluciones para la colaboración virtual

La colaboración virtual tiene un gran potencial, ya que permite a los equipos trabajar juntos sin importar su ubicación. Sin embargo, también presenta desafíos, como dificultades para forjar vínculos y malentendidos. Te presentamos seis consejos:

1. Establece expectativas claras

Define normas y expectativas para la comunicación, la toma de decisiones, y la resolución de conflictos. Ayuda a evitar malentendidos.

2. Enfócate en lo que los une

Aclare los objetivos y prioridades del team, y resalta el aporte de cada función. Usa un habla inclusiva como “nosotros” para fortalecer el sentido de unidad.

3. Dedica tiempo a conversar

Dedica unos minutos al inicio de las reuniones para la interacción personal. Esto fortalece la confianza y mejora la cohesión del grupo.

4. Valora antes de reaccionar

Reconoce los comentarios de los demás sin responder. Es tan sencillo como decir “qué punto de vista tan interesante” antes de ofrecer tu perspectiva.

5. Prepara un orden del Día

Un orden del día claro ayuda a enfocar la reunión. Responde a preguntas clave sobre la información necesaria, los participantes, y el propósito de la reunión.

6. Elige el medio de comunicación adecuado

Selecciona el canal de comunicación adecuado según la complejidad del mensaje. Los correos y chats son adecuados para mensajes simples, mientras que las videollamadas son mejores para temas complejos o emocionales. Asegúrate de proyectar la actitud correcta en videoconferencias: relaja la voz, mantén una postura abierta y sonríe.

Celebra cada pequeño logro en el camino hacia la creación de un nuevo hábito, ya que refuerza la conducta positiva y mantiene la motivación.

FUENTE: 

-Carol Kinsey Goman “The Silent Language of Leaders” E BOOK.

More To Explore

Weteach

Salvemos a los estudiantes

La educación es un pilar fundamental en la vida de los jóvenes, pero a menudo nos encontramos atrapados en una trampa de mediciones y calificaciones

INNOVATIA

 EMPRESARIOS EXITOSOS

Desde hace tiempo se habló acerca del fenómeno de por qué varios empresarios, sin la preparación académica necesaria, llegaron a poseer grandes fortunas, convirtiéndose en