fbpx

¿Cuáles son los beneficios y retos relacionados con la incorporación de una plataforma virtual?

¿Cuáles son los beneficios y retos relacionados con la incorporación de una plataforma virtual en el contexto educativo?

Share This Post

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on email

El uso de los LMS en los centros educativos ha ido creciendo exponencialmente, sobre todo después de la pandemia del Coronavirus. Sin embargo, el solo hecho de utilizar los LMS no contribuyen por sí solas a experiencias de aprendizaje centradas en el estudiante.

Ambiente virtual de aprendizaje

Enfatizar que una plataforma virtual por si sola no es un ambiente virtual de aprendizaje o también conocido como un entorno virtual de aprendizaje, una plataforma virtual es el medio que reúne ciertos recursos y actividades centrados en un solo espacio, pero para que realmente sea un entorno virtual de aprendizaje, necesita otros elementos.

Dillenbourg (1999), destaca siete elementos básicos a tener en cuenta al hablar de diseño de entornos virtuales para la formación: 

  • Se trata de un espacio social diseñado con finalidades formativas; 
  • El espacio social está representado explícitamente; 
  • Los estudiantes no sólo son activos sino también actores, co-construyen el espacio virtual; 
  • Los entornos virtuales de aprendizaje no están restringidos a la enseñanza a distancia; 
  • Los entornos virtuales de aprendizaje integran diferentes tecnologías y también enfoques pedagógicos múltiples; 
  • La mayoría de los entornos virtuales no excluyen los entornos físicos.

Para que exista un verdadero aprendizaje colaborativo es necesario trabajar juntos y cooperar para alcanzar una determinada meta, que no podría lograrse de forma individual. 

Existen cinco elementos básicos que caracterizan el aprendizaje colaborativo:

1. Responsabilidad individual: todos los miembros del grupo son responsables de su desempeño individual dentro del grupo.

2. Interdependencia positiva: los miembros deben depender los unos de los otros para lograr una meta común.

3. Habilidades de colaboración: las habilidades necesarias para que el grupo funcione de forma efectiva, como el trabajo en equipo, la solución de conflictos, el liderazgo, etc.

4. Interacción promotora: los miembros del grupo interactúan para desarrollar relaciones interpersonales y establecer estrategias efectivas de aprendizaje.

5. Proceso de grupo: el grupo reflexiona en forma periódica y evalúa su funcionamiento, efectuando los cambios necesarios para incrementar su efectividad.

Garrison y Anderson (2005) consideran que la comunidad es crucial para mantener la investigación crítica personal y la construcción del significado. El diseño de una experiencia formativa online debería considerar cuatro etapas que interactúan entre ellas, estas son: definiciones previas y organización; diseño pedagógico; diseño instruccional online; implementación en plataforma.

La sola incorporación de una Plataforma Virtual en un contexto educativo no implica contar con un espacio de aprendizaje, tampoco garantiza la innovación, ni una mejora en la calidad del aprendizaje. Se requiere que los docentes estén preparados tecnológicamente, conocer metodologías de trabajo colaborativo y que el rol del docente sea entendido como diseñador y animador de experiencias formativas online.

Generación Z

Estamos en frente de una generación que ha nacido con el avance tecnológico, dispuestos a conocer, buscar información, socializar en las redes sociales, darse a conocer, el saber está al alcance de la mano para ellos, a solo un clic de distancia. 

Un estudio con estudiantes universitarios españoles y chilenos, muestra que éstos se encuentran preparados para participar con éxito en procesos formativos en modalidad virtual, sin embargo, muchos de los docentes de hoy en día, estamos entre la generación Baby Boomers y muy pocos en la generación conocida como Millennials, pero no basta con que los docentes conozcan de la tecnología, también debemos saber cómo aprenden nuestros estudiantes, y cómo a través de métodos, técnicas y estrategias convierten el proceso de enseñanza en un proceso participativo, donde el estudiante es el centro del aprendizaje.

Desafíos para el docente 

El desafío que hoy tiene la educación no es tan sólo incorporar una plataforma virtual, sino utilizar la tecnología para motivar a los estudiantes, a través de actividades de aprendizaje centradas en un estudiante activo, social y constructivo. Aprovechar la potencialidad de las plataformas virtuales para la generación de espacios de comunicación e interacción entre sus miembros, siendo los recursos dispuestos y las actividades propuestas, las detonantes que permitan motivar a los estudiantes y conformar verdaderas comunidades de aprendizaje virtual.

El docente debería mediar la participación en los foros, responder a las consultas de los estudiantes, promover la discusión, invitar a los estudiantes que menos ingresan a la plataforma a participar, estar atento a las dificultades que puedan presentar los estudiantes que estén influyendo en su proceso de aprendizaje, retroalimentar constantemente.

Si bien, estos aspectos muchas veces son complejos en la presencialidad, sin duda, pueden ser más complejos para el docente a distancia, sobre todo si no está preparado tecnológicamente y con diversas estrategias de comunicación que le permitan la mediación, sin que este proceso se convierta en una carga sino más bien en un acompañamiento efectivo en el proceso de enseñanza – aprendizaje.

Para más información te invitamos a conocer nuestros programas de formación de habilidades para la docencia.

¿Cuáles son los beneficios y retos relacionados con la incorporación de una plataforma virtual en el contexto educativo?

More To Explore

cropped view of businesswomen and businessman pointing with fingers at sticky notes
Weteach

Enseñar a ser creativos: una necesidad para un aprendizaje eficaz

“No hay que afirmar que si no eres creativo no eres nada; es mejor decir que una de las destrezas del futuro para cada individuo y para cualquier país es la habilidad de ser creativo y esta habilidad debería ser enseñada por alguien”, De Bono.

Uncategorized

La virtud de los educadores: la paciencia 

Otto Bollnow, en su obra Filosofía de la esperanza, plantea la necesidad de volver a cultivar la paciencia en tanto ella es algo así como una fuente que puede ayudar al hombre de nuestro tiempo a recuperar la serenidad y el orden, y además, un sentimiento genuino de plenitud y engrandecimiento de vida.